Katakomben, una sorpresa de la Catedral de San Esteban

san_esteban viena

El conjunto de dependencias subterráneas situadas bajo la Catedral de San Esteban y la parte nororiental de la Stephansplatz, conocido familiarmente por los vieneses como “Katakomben“, es en realidad el resultado de la unión de criptas funerarias de diferentes períodos, comprendidos entre los siglos XIV-XIX.

Solo admite visitas guiadas cada media hora o cuarto de hora de lunes a viernes entre las 10.00 y las 11.30 horas y las 13.30 y las 16.30 horas; y los domingos y los festivos enter las 13.30 y las 16.30 horas.

Desde la escalera situada en el brazo izquierdo del transepto se desciende a una capilla de 1956 cubierta por bóvedas rebajadas, por la que se accede a la Kardinal-und Bischofgruft (cripta de los Cardenales y los Obispos) que se prolonga bajo el ábside derecho y alberga a los sarcófagos de los prelados que han gobernado la diócesis de Viena.

A renglón seguido, se pasa a la Herzogsgruft (cripta de los Duques), que fue en su origen la sepultura de los Habsburgo y se encuentra bajo el altar mayor; fue ampliada por María Teresa y conserva urnas y sarcófagos que contienen los restos de miembros de la nobleza austríaca, así como las urnas que contienen las vísceras de los Habsburgo enterrados en la Kaisergruft de la iglesia de los Capuchinos.

A su lado y alineda bajo la parte central del coro se halla la Domherrengruft (cripta de los Canónigos), que se remonta al siglo XIV y fue utilizada como sepultura de los canónigos de la Catedral. A través de una especie de pequeño lapidarium se accede al extenso conjunto de dependencias situadas bajo la plaza, que fue utilizado especialmente entre los años 1702 y 1780 para hacer frente a la superpoblación del cementerio que rodeaba la Catedral, el cual cayó en desuso por esta razón.

Se calcula que estas dependencias (parcialmente vaciadas por razones sanitarias en 1872), utilizadas también como refugio antiaéreo y afectadas por los bombardeos de 1945, fueron enterrados unos 16.000 vieneses.

Foto vía OmniDreams