Disfruta de esta Navidad en Viena | Viena Turismo

Un paseo por la Viena navideña

El centro de Viena se llena de espíritu navideño durante el mes de diciembre y el arranque de enero. Todo ello, con el gran y típico árbol de Navidad frente al Ayuntamento vienés. Ya es Navidad en la capital de Austria.

Cuando se pasea por  el centro de Viena  desde el museo Albertina, llama mucho la atención  el mar de luces brillantes, Viena se llena de luz durante la Navidad.  Más de dos millones y medio de bombillas recorren  las calles comerciales de esta ciudad centroeuropea con una suave luz amarilla. Encima, un buen número de guirnaldas de estrellas brillan con luz propia sobre la Kärtnerstraße, la arteria principal del centro vienés.

Durante el mes de diciembre, la Kärtnerstraße se convierte en uno de los sitios de reunión centrales en la capital de Austria. Los cafés están llenos de estudiantes, hombres de negocio, turistas,  jubilados  y otras personas que buscan un refugio  para protegerse del viento helado y el frío que hace en Viena en estas fechas.

Navidad en Viena

Otro hito de la Navidad vienesa son los tradicionales mercadillos navideños. Cada mercadillo tiene su carácter y su preculiaridad. Suelen estar en torno al centro de la ciudad con lo cual se puede acudir de uno a otro paseando tranquilamente.

En la plaza Fregyung, el mercado Altwiener es  el más antiguo de toda Viena. En sus simples puestos de madera ubicados en esta pequeña plaza, los vendedores ofrecen todo tipo de artesanía tradicional y ricas castañas calientes. Además, se puede saborear el Punschkrapferl, un bizcocho típico de la ciudad, y las sabrosas nueces escarchadas.

Hay alrededor de 25 mercados navideños por Viena. Uno de los más modernos es el que se ubica   junto a la catedral de San Esteban. Los puestos multicolores casi se encuentra literalmente pegados a la fachada de ete templo medieval, una espectacular construcción que se alza al cielo  hasta una altura de 135 metros.

Por último, si uno es capaz de completar los 343 escalones de subica en el lado sur de la catedral de Sant Esteban podrá disfrutar de una impresionante vista panorámica que, desde las 16.00 horas, adquiere un color especial pues al oscurecer se puede ver toda la ciudad iluminada. Toda una maravilla.